No es ningún secreto que para la mayoría de las mujeres uno de los mejores días de su vida es el día de su boda, el día B. Ese día en el que todo tiene que ser perfecto. El vestido de novia soñado, la canción del baile de apertura, los zapatos maravillosos que aguantan saltos y brincos, el baile de las amigas de la novia, etc…sin duda, un sinfín de detalles que hacen que recordar ese día sea maravilloso.

Un día especial como la boda merece un vestido único y especial, y por tanto también un zapato único y especial para la ocasión. Conforme pasa el tiempo las novias cada vez más deciden apostar por la comodidad, se decantan por llevar zapatos cómodos como son las alpargatas Mias para novias ya que ese día todo tiene que ser perfecto y no queremos estar pendiente del dolor de pies.

Las novias tienen que disfrutar al máximo ese día y no pueden estar pendientes de las rozaduras de los zapatos, el dolor de pies, etc. Es por ello que apostar por unas cuñas es más cómodo, y son zapatos muy elegantes pues están elaborados con telas de raso y detalles de pedrería. Las alpargatas son una alternativa diferente, sofisticada y romántica con la que deslumbrar en este día tan especial.

Llevar alpargatas en el día de tu boda tiene sus ventajas:

  • Llevas tacón y por tanto te estiliza más las piernas, pero vas más cómoda que con un tacón de aguja.
  • Cada vez más tiendas optan por diseños elegantes en alpargatas. Usan raso, brillos, perlas, etc.
  • Son unos zapatos muy cómodos aptos para en cualquier terreno en exterior o interior.
  • Después de la boda las vas a seguir utilizando.

Las firmas cada vez más optan por ofrecer este tipo de calzado, pero no vale cualquier alpargata. La elección de zapato depende del vestido, si el vestido es un diseño muy sofisticado no se debe elegir una alpargata informal, es por eso que se debe buscar una tienda adecuada .

También están cada vez más vistas las boda con una novia y varios cambios de looks. Esta tendencia la pusieron de moda las celebrities y una de las primeras fue Melania en su boda con Donald Trump . Después de deslumbrar con un suntuoso modelo de novia de Dior, acentuado por un gran velo y un millonario collar de diamantes, cambió a un segundo look con un vestido relajado de Vera Wang, de estilo casi playero.

Esta práctica empezó con la finalidad de que la novia estuviera más cómoda en la fiesta, y que pudiera disfrutarla: bailar sin parar, dar abrazos, sentarse o ir al baño sin importar la cola del vestido o la longitud del mismo o si lo están ensuciando. Esta tendencia permite mostrar la versatilidad y la belleza de la novia con diferentes looks.

En conclusión , las alpargatas son el calzado perfecto para aquellas novias que quieren confort y elegancia a la hora del dar el “Sí, quiero”.

¿Qué opinas tú de las alpargatas en el día de la boda?

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *