Creo que ya os he contado en varias ocasiones en este blog mi afición por todo lo relacionado con las bodas  y las celebraciones, y lo fanática que soy del canal de televisión Divinity. Me gusta ver todos los programas de organización de eventos y sobretodo de bodas. ¿A alguien más le pasa lo mismo?

Cuando tus amigas y la gente de tu alrededor empieza a casarse es cuando te entra aún más ese gusanillo de empezar a imaginar como será ese día. 

Lo confieso, me gusta ir de boda, ver películas como “The Wedding Planner” la cual fue la propulsora de esta figura en la actual sociedad , asistir a las ferias de novios, etc… y todos esos detalles para que ese día sea especial.

Además ahora dentro de apenas un mes con la llegada del buen tiempo llegan también las celebraciones, y es inevitable que en primavera- verano sea la época en la que más bodas se celebran.

El día B, el día de la boda es muy importante, es una fecha que marca un antes y un después y por tanto decidir el día es uno de los primeros pasos más importantes. Yo tengo claro que cuando tenga que casarme sin duda será también cuando haga buen tiempo jeje.

Igual de importante es el día de la pedida de mano. ¿Recordáis las pedidas de las pelis más románticas de la historia? Ese momento soñado, todo es perfecto, los anillos de compromiso son brillantes, todo es pura magia.

Aunque las películas nos hagan soñar con pedidas de mano de cine, la verdad es que las estadísticas dicen a que la gran mayoría se producen en casa mientras se está haciendo algo cotidiano…tal vez sea por la tendencia al alza de convivir juntos antes de casarse.

La verdad es que estamos tan acostumbrados al romanticismo de la ciencia ficción en la gran pantalla que el hecho de imaginar una pedida de mano mientras se está viendo la televisión me produce hasta risa. ¿Os imagináis?

Hoy en día hay que ser un poco más original, además con escenarios tan cercanos como la playa o un atardecer son muy sugerentes. ¿Te imaginas dando un paseo al atardecer por la orilla mientras rompen las olas? Y la idea puede ir más allá si se hace una pequeña escapada sorpresa a una ciudad como Roma, Paris… o simplemente la visita a ese lugar especial donde os conocisteis.

Artículos Relacionados

1 Comentario

Responder

ohh debe ser un momento de 10
Feliz tarde
http://www.masqueropa.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *