La tendencia que está triunfando en cuanto a diseño y precio se encuentra en las redes

En los últimos años no han parado de proliferar las joyerías que defienden el producto nacional y que además permiten la compra online como la opción más cómoda para elegir entre múltiples opciones y hacerlo cómodamente desde casa, sin prisas y analizando bien todas las posibilidades.

Si hay algo que nunca pierde su valor y que incluso lo gana con el paso de los años es la joyería. Adaptándose a la era digital hay además un boom de la Joyeria online, que sigue la tendencia actual también en sus modelos, con piezas sencillas que pueden llevarse en cualquier ocasión del día y servir igualmente para la noche.

Así, se deja a un lado la tendencia XL de la bisutería para centrarse en la moda más distinguida y de tamaño proporcionado que corresponde al diseño de alta gama en joyería. Los pendientes de oro que se llevan son piezas proporcionadas y con un toque de color que demuestran una vez más que en la sencillez está la elegancia.

Tendencia estable

Las modas que llegan rápido se van con la misma velocidad. De ahí el valor que adquieren las piezas de joyería cuyos diseños no mueren con el tiempo. Una pieza de joyería es un elemento que siempre se podrá combinar.

Un buen ejemplo son las perlas, que aunque siguen siendo un clásico, se han renovado y vienen con un toque chic ¿Hay algo más femenino que una perla? Además, en un paseo online se puede encontrar una enorme variedad de opciones para elegir y adaptarlas al estilo de vestir de cada persona y a cada edad.

El pendiente de perla tradicional no pierde su esencia y tiene la capacidad de ser combinable casi con cualquier atuendo, desde un look con pantalones vaqueros hasta un vestido de cóctel.

Colgantes con personalidad

Siguiendo con la influencia de la era digital, se observa a muchas instagramers que portan en el cuello colgantes con su inicial, una moda que nunca se ha marchado del todo.

En colgantes encontramos en la actualidad, además de las iniciales, una gran variedad de elementos cargados de simbología; desde la clásica mano de Fátima o el corazón hasta las innovaciones como unas plumas o unos pequeños pies.

Joyas que nunca pasan de moda

El solitario puede que sea el mayor exponente en este sentido. Se trata de un diseño que tiene la firma de la prestigiosa casa Tiffany, cuando el creador de esta marca engarzó el primer solitario del mundo como anillo de compromiso allá por el año 1886, por lo que este clásico tiene más de 130 años y sigue siendo un indispensable.

Los anillos dan muchísimo juego. La clave está en el diseño atemporal y en la calidad. Su increíble variedad de modelos contribuye a que el mundo de la joyería tenga esa versatilidad. 

Las piedras naturales y semipreciosas tampoco estarán nunca fuera de escena. El agua marina, el coral, la esmeralda o el jade se mezclan con el oro en diseños muy actuales, con una fusión perfecta en piezas innovadoras.

En definitiva, las piezas clásicas tienen la opción de ser maleables y adaptarse de manera natural a los tiempos a la vez que siguen marcando tendencia, ya sea en joya de niña, de mujer, de hombre (con los gemelos, pisacorbatas o sellos) o en eventos como bodas o comuniones. Por algo lo vintage está tan de moda, porque las joyas son concebidas para durar en el tiempo y pasar de generación en generación.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *