Sorprendente es la última tendencia que se ha puesto de moda entre las famosas. No estoy hablando de un corte de pelo diferente, ni del color rubio estilo contouring, tampoco hablamos de un maquillaje especial o de una forma de vestir concreta, ni tampoco se trata de una dieta milagro…¿a qué no te imaginas que puede ser? Pues se trata nada más y nada menos que de un retoque completo en su cara para tener «cara de rica». Si, lo que lees, nada de aumento de pecho como hace unos años.

¿Cara de rica? ¿Y qué cara tiene una rica? ¿Existen unos rasgos propios de las personas ricas? La respuesta es no. No existen unos rasgos en la cara que definan si una persona es poderosa o no, si no que se trata de tener un rostro luminoso con una piel impecable, unos pómulos afilados y bien marcados, unos labios sugerentes y una nariz perfecta. Vamos, lo que sería la cara perfecta de una mujer de telenovela operada.

Hoy en día con el boom de la red social Instagram y los selfies, la gente, sobretodo las jóvenes de entre veinte y treinta años suelen acudir a las clínicas de cirugía estética con las fotos de las famosas a las que admiran con el objetivo de conseguir en su rostro lo mismo que ellas, el selfie perfecto, con los rasgos muy marcados y a la vez que queden muy naturales .

Esta tendencia ha pasado ya una barrera, y es que las mujeres de entre treinta y cincuenta años tienen el mismo comportamiento pero con una obsesión por parecer una «mujer rica». Y es que la famosa serie «Mujeres de Beverly Hills» cuyo argumento es un grupo de mujeres millonarias amas de casa cuya jornada laboral consiste solo en cuidarse, retocarse y ponerse guapas durante todo el día. Esta serie ha hecho mella en algunas mujeres cuyo objetivo en la vida es querer ser como estas famosas, una vida que queda muy lejos de la realidad de muchas.

En realidad, hoy en día, en la era de la tecnología, de las redes sociales y de las fotos perfectas, a muchas mujeres las mueve el mismo objetivo: lucir sus mejoras estéticas como un símbolo de poder. Ya no basta con llevar un look de tendencia o un bolso de una gran firma como puede ser un Gucci, Parada, Hermès o Louis Vuitton para identificarse como posible mujer rica. Ahora la premura está en mostrar una piel perfecta, sin ningún defecto, una cara digna de cuidados intensivos cada semana y muchos mimos. Todas quieren unos unos pómulos elevados que revelen una estructura ósea afiladamente aristocrática; una boca sugerente, una nariz recta y un óvalo facial tenso y definido.

Para las ciudadanas que tenemos los pies en la tierra y no soñamos con una vida irreal y llena de superficialidades pero que nos gusta cuidarnos para vernos mejor y estar más a gusto con nosotras mismas, existen en el mercado múltiples tratamientos faciales para rejuvenecer nuestro rostro sin necesidad de pasar por una cirugía y sin gastarnos una cantidad indecente de dinero. Un ejemplo de ello son los peelings, la mesoterapia, el acido hialurónico, etc.

Artículos Relacionados

1 Comentario

Responder

oh dios mioooo estamos locossss
Feliz semana
http://www.masqueropa.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *