Cuando llega el verano también llega el tiempo de mostrar un poco más de piel ya que el clima es propicio para usar prendas más ligeras, frescas y la prenda estrella es el bikini o el bañador sobre todo si vamos a estar en la playa. Como en esta época estamos más expuestas al sol es muy importante saber proteger la piel y así evitar problemas y tener que acudir a la dermatologia privada en Barcelona o en tu ciudad.

Ya sea en la playa, en la piscina, en la ciudad o en la montaña, cuando vamos por la calle o tomamos el sol nuestra la piel queda expuesta a los rayos solares. Es muy importante protegerse  para evitar quemaduras, manchas y sobretodo prevenir el cáncer de piel.

El factor que más influye en el daño de la piel es la radiación ultravioleta, que proviene del sol, aunque también se puede encontrar en aparatos artificiales como los solarium.

El muy importante conocer que el sol emite dos tipos de rayos ultravioletas (RUV) que dañan la piel, los UVA y UVB. Los UVB se incrementan entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, horario en el cual debemos evitar la exposición al sol, por otro lado los UVA son altos durante todo el día, incluso a las 8 de la mañana o a las 6 de la tarde, y  están presentes durante todo el año.

Datos estadísticos confirman que el cáncer de piel es el más frecuente en nuestro país, pero no todo es negativo, pues es el tipo de cáncer tiene mejores perspectivas de curación si se detecta at tiempo.

Para protegernos del sol es importante saber que tipo de piel tenemos cada persona para elegir así de una forma adecuada el tipo de producto con un factor de protección solar adecuado. Protegernos del sol no es solo aplicarnos crema antes de ir a la playa o tumbarse a tomar el sol. Lo correcto es aplicar el producto al menos media hora antes de la exposición y es aconsejable repetir la aplicación cada dos horas.

Consejos para protegerse del sol 

  • Evitar la exposición solar entre las 12 y las 16h, las horas de mediodía es cuando los rayos solares son más fuertes.
  • Beber mucha agua es un factor a tener en cuenta, pues al hidratarnos nuestra piel también lo hace.
  • Usar gorros, sombreros y cualquier accesorio que cubra la cabeza evitará que nos pueda producir dolor de cabeza una exposición continuada al sol.
  • Usar unas gafas de sol homologadas es recomendable para proteger así también nuestros ojos, pues no solo debemos preocuparnos de nuestra piel. Para detectar que las gafas que usamos son las adecuadas podemos fijarnos en la marca CE (Comité Europeo) que certifica que las gafas son apropiadas para proteger los ojos contra las quemaduras del sol y que el producto cumple con las directivas europeas aplicables.

Algo a tener muy en cuenta es usar también un productos que hidraten nuestra piel. Después de la exposición solar debemos usar una loción after-sun que como su nombre indica es para usar después del sol. No es preciso que estemos rojos tras la exposición solar para usarlo sino que es un complemento que refresca e hidrata nuestra piel tras estar expuesta a los rayos solares. Si en alguna ocasión nos aparecen quemaduras lo aconsejable es acudir a especialistas dermatólogos en Barcelona.

Artículos Relacionados

2 comments

Responder

Qué bueno que toques el tema, el cuidado ante el sol es un tema que mucha gente minimiza, pero que puede evitar enfermedades gravísimas

Responder

Buenos consejos
Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *