¿Quién no quiere lucir unas pestañas de infarto? Seguro que muchas de las lectoras de este blog de moda y belleza estáis respondiendo mentalmente a la pregunta con un “sí, yo quiero”. Y es que al igual que vosotras, yo también quería, sobretodo para esas ocasiones especiales: una boda, un evento, una noche especial, etc. Y al final lo conseguí. ¿Queréis saber cómo? Pues no os perdáis este post.

Ya os mostré hace unas semanas en mi cuenta de Instagram @mivestidoazulblog cómo me ponía en directo unas pestañas postizas y podíais apreciar la diferencia entre el antes y el después. Como muchas me preguntasteis si era fácil y cómodo para llevar he decidido hacer esta entrada para explicaros un poco más sobre las pestañas y para que vais la diferencia entre llevarlas y no.

Antes de explicaros nada voy a ponernos en antecedentes… ¿qué son las pestañas postizas? Realmente no es más que pequeños cabellos sintéticos que se adhieren al párpado con la ayuda de un pegamento especial.

Yo tengo un par de pestañas de la firma Esqido. Unas son muy pobladas y largas y otras más naturales, pues la primera vez es aconsejable ponerse unas pestañas lo más natural posible para no ver nuestra mirada tan cambiada.

Su colocación al principio es un poco complicada, no os voy a mentir, la primera vez que me las puse me costó unos 20 minutos conseguirlo, pues se hace con la ayuda de unas pinzas para las cejas y extendiendo el pegamento. Tal vez soy un poco patosa, tengo poca maña o me falta practicar, pero las primeras veces era un desastre. Cuando conseguía que se me acoplara la pestaña en el rabillo del ojo, se me iba del otro lado..

En las fotos de aquí abajo y en esta de aquí arriba , solo llevo pestañas en mi ojo derecho. Podéis ver la diferencia con el otro ojo. Una mirada más marcada, pestañas con volumen…la verdad es que el resultado me gusta. Después de ponerlas aplicarse un poco de máscara de pestañas viene bien para marcar más aún la mirada.

Si estáis pensando en usar pestañas postizas o no, yo os lo recomiendo para una ocasión especial. Eso sí, practicad varias veces para cogerle el truco y que nos cueste como a mi 20 minutos la primera vez.

Lo bueno de estas pestañas es que son de quita y pon. Te las pones para una noche, y cuando llegas a casa te las quitas y te las guardas para otra ocasión. 

¿Os gusta el resultado? ¿Os habéis puesto pestañas alguna vez?

Artículos Relacionados

2 comments

Responder

Te quedan genial
Besos

Responder

halaa t quedan de lujo

Feliz martes cielo
http://www.masqueropa.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *